EN EL HATILLO LAS AUTORIDADES ESTAN DIVORCIADAS DE LA REALIDAD

¿Por qué cerrar las calles del pueblo si el Festival de Jazz de El Hatillo se realizaba dentro de los espacios comerciales de El Hatillo?

EN EL HATILLO LAS AUTORIDADES ESTAN DIVORCIADAS DE LA REALIDAD

El 1, 2 y 3 de Octubre fue la celebración del Festival de Jazz de El Hatillo, espectáculo por lo demás, muy concurrido y lleno de buenas intenciones, pero de bien intencionados está lleno el infierno, según reza el dicho popular.

Por Oscar Gonzalo García Simmons.

¿Por qué cerrar las calles del pueblo si el Festival de Jazz de El Hatillo se realizaba dentro de los espacios comerciales de El Hatillo?

En más de una oportunidad se les ha señalado a las autoridades la inconveniencia de tales actos. Los Comerciantes Asociados de El Hatillo, CAEH, y vecinos, nunca han sido considerados, ni consultados para la programación y realización de los eventos de calle en El Hatillo, no obstante haber acordado en varias oportunidades con la alcaldía, que esto se realizaría tomando en cuenta las sugerencias de  CAEH (Comerciantes Asociados de El Hatillo) dada la experiencia que en conjunto poseen.

Es ilógico y desleal ver la venta de licores y gastronomía, que más bien parecieran fritangas, en estos saraos los cuales violan las ordenanzas establecidas al respecto. Lo más injusto del caso es que a los comercios de El Hatillo  le ponen muy difícil la obtención de las licencias de licores mientras que a los patrocinantes se les permite la venta.

La realización de estos eventos atenta contra el funcionamiento del pueblo y la circulación de habitantes, comerciantes y visitantes, disminuyendo notablemente el flujo de los mismos y por ende, los ingresos de los negocios y consecuente tributo fiscal a la alcaldía.

Como si fuera poco, otra de las curiosidades de la alcaldía es que a los locales gastronómicos se les invita a dedo y obligados a empezar sus presentaciones después de finalizar el evento central en el Anfiteatro, incluido  y sin extensión de horario, es decir disponen de menos de dos horas para vender sus bondades gastronómicas y musicales- Así las cosas. Claridad para la calle y oscuridad para la casa. Y esto ha sido reiterativo.

Los comerciantes Asociados de El Hatillo – CAEH -, los habitantes del pueblo y urbanizaciones circunvecinas queremos un Hatillo afable, turístico, amigo y esto se puede lograr si la alcaldía se percatarse que El Hatillo difiere mucho de otros municipios, tal es el caso de Baruta que cuenta con la gran plaza Alfredo Sadel y Chacao con su esplendorosa plaza Altamira, las cuales distan mucho de nuestra hermosa pero pequeña Plaza Bolívar. Al hacer un espectáculo en nuestra Plaza y cerrar calles adyacentes se crea el caos. El tráfico vehicular congestiona de inmediato al pueblo y todos sus alrededores y esto atenta contra vecinos y visitantes.

Proponemos (nuevamente) que los espectáculos se hagan en el Anfiteatro y dentro de los diferentes locales comerciales, restaurantes y galerías, pues resulta hasta bochornoso ver  en bancos, grama y aceras de nuestra plaza a supuestos artistas vendiendo baratijas de arte mientras que nuestras galerías ofrecen verdadero arte. También criticamos la falta de respeto a los comensales y restaurantes al usar en vía pública aerosoles y otros agentes contaminantes frente o cerca de donde se está comiendo.

Junto con este combo no deseado viene de contorno: las vallas, pancartas, pendones e instalaciones que violan las ordenanzas municipales que prohíben y regulan su uso en los espacios públicos. Como por ejemplo: ventorrillos frente a nuestra querida y respetada iglesia de Sta. Rosalía de Palermo. En oportunidades hasta licor y baños públicos han puesto

El amedrentamiento de locales y clientes por parte de la policía para cierre a las 12 es otro punto negativo y que le hemos señalado en repetidas ocasiones  a la alcaldía.

Grupos  vecinales también están de acuerdo con los Comerciantes Asociados de El Hatillo -CAEH- en que estos eventos y cierre de calles lo único que ocasionan es tráfico, molestias y perjuicios.

En conclusión: Si fuera el “Festival de Jazz de El Hatillo “no cerrarían las calles, ni se invitaría a dedo a algunos restaurantes y a otros no, ni se obligaría a cada restaurant participante a comenzar su presentación musical a las 9 pm después que termine el evento del Anfiteatro incluido Paseo El Hatillo y habrían involucrado a todos los que hacen vida comercial permanente en el pueblo. Entonces… ¿De quién es el Festival de Jazz de El Hatillo?

Comments are closed.