Giorgina Dezi: UNA CHEFF REGIA

La profesión de chef prevaleció por encima de la ingeniería industrial, de sistema o del diseño gráfico, labores que ejerció pero que no lograron llenar su pasión laboral.

Giorgina Dezi: UNA CHEFF REGIA

Estudió muchas carreras. Unas universitarias y otras técnicas, pero sola una  tuvo el suficiente empuje y pasión  para que Giorgina Dezi, dueña del Restaurante El Regio, decidiera dejar todos sus títulos  guardados en  casa e instruirse en su verdadera vocación profesional: el arte de la cocina.

Por Coromotico.

La profesión de chef prevaleció por encima de la ingeniería industrial, de sistema o del diseño gráfico, labores que ejerció pero que no lograron llenar su pasión laboral.

Entonces un día a sugerencia de sus amigos probadores de sus delicias, se inscribió en el High Training Educational Institute, ubicado en la urbanización Santa Mónica de Caracas. Allí cumplió con todos los requisitos curriculares con óptimas calificaciones, porque ella gracias a su mamá  en el campo de la cocina ya tenía medio camino andado.

¿Por qué la cocina y no la ingeniería?

-Por simple pasión, aquí soy la ama del fogón y me siento realizada

¿Delegas responsabilidades culinarias? 

-Para encomendar es necesario que el asistente esté en sincronía perfecta con el  chef, actualmente  en la cocina cuento con dos  ayudantes, que son mi mano derecha.

Giorgina confunde con sus acentos al hablar, unas  veces parece de oriente con su cantadito y otros nos arrima hacia el occidente, con alguna maracuchada. Durante la conversación ella está relajada y sonriente a pesar de  haber comenzado el trajín culinario a las 5 de la mañana,  horario con que el que está familiarizada desde hace más de 12 años, cuando inició el servicio de catering.

¿Cocinera o Chef?

-Soy Chef porque tengo un título, pero yo me considero una artista de la cocina, porque allí adentro, dice señalando la parte interior del local, transformo ingredientes en ricos platos que despiertan sensaciones en los distintos paladares. Eso es una creación, dice.

-¿Te inspiras cada vez que preparas un plato?

– Estar frente al fogón es lo máximo. El mayor disfrute: combinar sabores, sentir los olores, conseguir las texturas hasta lograr el punto deseado. Este oficio hay que hacerlo con cariño.

Y de verdad Giorgina le pone  entusiasmo a lo que hace porque una pausa en la entrevista sirvió para mostrar una de sus creaciones: exquisitas  brochetas aderezadas con tomates cherry con el punto exacto de albahaca y aceite de oliva y un tapenade de aceitunas verdes, para degustar  con el crujiente pan que también elabora. Una  verdadera delicia.

Aunque el restaurante abre sus puertas al mediodía, Giorgina trabaja desde la madrugada, porque no conforme con lo delicado que es atender un local de comida, ella para “relajarse” hace catering a cuatro empresas.

¿Y cuándo te dedicas a ti?

-Esa parte es impredecible. Mis peluqueras están a punto de volverse locas. A veces las desestabilizo cuando están echando el tinte y les digo que me tengo que ir, que estoy apurada.

Georgina se rie  mientras se recoge su larga cabellera rubia y se ajusta su filipina blanca. Definitivamente el fogón no le quita la coquetería.

¿Descansas algún día?

– A veces me quedo en la casa y cuando menos me lo espero me pega la puntada de correr hacia mi fogón. Otras veces mis clientes  piden mi presencia porque tienen algún antojo que  complacer. Entonces el placer de cocinar se impone.

-¿Que plato disfrutas más?

– Todos los disfruto, entre los más solicitado está el pollo mediterráneo (con aceitunas negras y queso de cabra), los raviolis de auyama con almedras y estragón o el asopado de mariscos.

Son las siete de la noche y el cansancio no aparece en el rostro de Giorgina quien en esta ocasión decide sorprender con un micrófono, para deleitar a la clientela con unos boleros. También canta y lo ha convertido en una particularidad que destaca al restaurant entre sus similares del pueblo El Hatillo

El Regio
Calle La Paz, casa numero 19, El Hatillo 212-961.42.78/33.60/50.98 restaurantelregio@hotmail.

Comments are closed.